Ópera infantil 'Brundibár'

En 1938, el compositor checo Hans Krása compuso la ópera infantil 'Brundibár' pero jamás pudo asistir a su estreno secreto en Praga porque fue deportado a un campo de concentración. Allí, al no tener las partituras, reescribió la obra e hizo que los niños y niñas del campo la representarán. La música hizo que durante unos instantes aquellos pequeños pudieran escapar del horror que estaban viviendo. Paz, tolerancia o aceptación a la diferencia son los valores que transmite esta pieza que en 1998 se convirtió en el centro de una fantástica iniciación a la música en centros educativos. Hoy, casi 20 años después, aproximadamente 500 alumnos y profesores de colegios de Barcelona realizan una nueva puesta en escena en catalán en la que algunos de los alumnos que formaron parte de ella en los noventa son partícipes desde el equipo creativo y de gestión.  Esta ópera habla de cómo el ser humano oprime a otros seres humanos y lo hace de un modo crítico pero adaptado a un tono naif. 

Más planes de Teatro en Barcelona (41)